jueves, 21 de septiembre de 2017

SEGUIMOS RECORDANDO A DON TOMÁS. (III)


    La pasada semana, después de cuarenta años, día a día, sin faltar alguno, ya no dijo la Misa en las monjas don Tomás. Ahora ya sólo habrá misa tres días a la semana. Las monjicas y las escasas mujeres que van quedando, el día que no toca misa, rezan el Rosario y Vísperas.

    Cierta nostalgia y tristeza me invaden. Estamos asistiendo al final de una época. Recuerdo a las señoras que pasaban todos los días a misa: Beatriz "la Bachica", la madre de Isabel Conejo, Angelita "la Cabrita", "La Pachica"; por el otro lado María "la Soberana", "Chonera", mi madre, tía Coral y "China"; mis tíos Inés "la gallega" y su marido Pablo; algunos hombres, "Juanito" el de Frutos, "Pacucho"...

    ¡Cuántas personas, vivencias, recuerdos, van quedando atrás!

      A este enorme caserón del convento de las Clarisas, al que la última hornada de monjas, en el que las mayores actualmente, todas menos dos, rondan dentro los sesenta años, le han vuelto el cuajo (lo conocí destartalado y ahora está como nuevo, ni sé los millones de su trabajo, de una herencia, de ayudas estatales... ahí invertidos)¿qué futuro le espera? Ya hace tiempo que no escucho sus cantarinas campanas, ni siquiera a las tres: ¡a la escuela, que toca la monja!

     Inevitable asociar a don Tomás con las "Clarisas": puntualmente acudía al desayuno, comida, y cena a la salida de misa.

      ¡Qué gratos recuerdos los vividos en esa iglesia de las monjas!: aquellas misas dominicales por la tarde, lleno el templo de gentes piadosas que rezábamos, cantábamos en fraternidad; las eucaristías navideñas, los oficios en Semana Santa...

     Todavía esa capilla, o iglesia de las monjas, en la que entro algunos ratos, me sigue diciendo algo. Está tan bonita en la penumbra, con el haz de luz sobre el Santísimo, esa preciosa y moderna imagen de María, una o dos monjicas orantes, tras las rejas. Rezuma espiritualidad.

    Cuarenta años don Tomás celebrando a diario una eucaristía íntima, recoleta, y con una pequeña homilía, preparada, cada año versando sobre un tema general: Evangelio, Epístola, el Santo del Día. No sermones al uso, sino primando en ellas lo didáctico, lo educativo.

   Don Tomás tampoco ha sido un cura al uso, de los de "donde hay bonete hay zoquete". Es un hombre muy cultivado, intelectualmente muy válido, sin que de ello presumiera. Ha dejado escritos unos cuantos libros, folletos; reorganizados todos los archivos; videos, diapositivas...

   Otra de sus virtudes ha sido la del trabajo. Organizó y puso en movimiento no sé cuántas movimientos cristianos: la Comunidad Neocatecumenal, a punto de extinguirse, pero que ha perdurado durante la tira de años, reuniéndose miércoles y sábados, en éstos con unas eucaristías especiales; cuando se incorporaron los de Benavente vivió años de florecimiento; de esta comunidad salieron personas que tomaron compromisos vitales, de ir a misiones, (Lesmes, Loles...) por ej., entregándose a los demás por completo.

     Organizó el Grupo de Matrimonios Cristianos, en el que Sara y yo participamos al principio; con los jóvenes el Movimiento Focolar; con los niños reorganizó, revitalizó las catequesis. En las misas parroquiales, en la iglesia de San Pedro, los niños llenaban los bancos de adelante, e intentaba que las homilías, a ellos dirigidas fueran catequéticas, pedagógicas, utilizando mapas, carteles, haciendo preguntas...

     Aunque hemos tenido desencuentros, algún que otro conflicto, no por eso he dejado de admirar a una persona, que de niño, de joven tomó un compromiso vital al que ha sido fiel toda su vida.

    Él pertenece a las enormes hornadas de seminaristas que en los años cuarenta, cincuenta, llenaban los seminarios. Fueron los años "gloriosos" del fervor nacional católico, las familias numerosas y la falta de salidas profesionales. Después de las cribas correspondientes, cientos cantaban misa cada año. De esos, cuando llegó el cambio, (los entiendo y no critico)  fueron mayoría quienes colgaron la sotana, sobre todo si encontraban otra salida profesional.

    De don Tomás  sería injusto decir que ha sido cura para ganarse la vida. No hubiera tenido problema alguno para trabajar como profesor, incluso universitario, pues posee capacidad intelectual para ello.  

    Venciendo cierto pudor, les confieso que, siendo hombre hecho para el matrimonio, (soy dependiente afectivamente)  valoro mucho la renuncia a todo, "todo" lo que ello supone a cambio de la vocación religiosa: la esposa paño de lágrimas, descanso del guerrero, compartidora del tálamo nupcial, de los hijos, de la lucha a diario para sacarlos adelante (todavía, a estas alturas, ando vendiendo pimientos para Jesús)  de tantas penas y alegrías...

    Por eso, aunque disienta de la actitud de don Tomás en cuanto a ciertas connivencias con el anterior poder local, sobre todo en su complicidad, o lavarse las manos, en asunto de corrupción en el Patronato de la Fundación La Inmaculada, o en ir del bracete en los fastos "marianos", político-religiosos con persona cuyas inmoralidades conocía, por esa afectividad familiar, y por haber dedicado la mayor parte de su vida, con trabajo, generosidad y austeridad, sin dejar cartilla a sus sobrinos, a la Parroquia de Villalpando, por su valía y su renuncia, confieso sigo valorando positivamente a don Tomás Osorio Burón.

    Me ha alegrado saber que el pasado domingo dijo, tan contento, la misa en la fiesta de su pueblo, que está sereno y relajado; que junto al cariño de sus hermanos y sobrinos, él es el mayor de esa familia tan cristiana, tiene el cariño de esta  Modroño Riaño, a la que le unen tantas vivencias que buena gana describir, y de otras muchas del pueblo, que llenamos la iglesia en su despedida.
    

    

jueves, 14 de septiembre de 2017

EL ESTADO DE LA CUESTIÓN.



                                      YA HABLA EL NIÑO.

              Una de las anécdotas que circulaban entre los maestros de la guasa y el salero  local, es lo ocurrido con “Chelín el Maragato”.

              Vivía con su madre, no sé si ya prematuramente viuda, en una casona posada, muy antigua, con portón en arco y fachada de ladrillo mudéjar en la Plaza de las Angustias, derribada, para sobre cuyo solar levantar una nueva por Maruja Gil, la de Isaac.

              Por aquel entonces, su madre, “La Maragata” (una de las cinco o seis familias oriundas de la comarca leonesa escenario de la gran novela de Concha Espina), tenía tienda de ultramarinos, sogas, tornaderas, bieldos, purrideras, trallas, varas de fresno, etc.

              “Chelín” pronto destacó como niño inquieto, listo, espabilado, (hoy el sicopedagogo del colegio le hubiera diagnosticado un “síndrome de hiperactividad compulsiva” que hubiera requerido una “adaptación curricular”, y tener a tres maestros especialistas, y otros, alrededor de él) sobre todo, así que aprendió a andar, para meter mano en la caja de las galletas. Todo lo entendía, pero no hablaba. Sólo emitía gruñidos y señas.

              Cada cierto tiempo, en bicicleta, llegaba un viajante quien le daba una chuchería (sería un caramelo, confite o peladilla, otros chuches no existían) al crío, con el que se encariñó. Le empezó a preocupar que pasaran los meses y “Chelín” no aprendiera a hablar.

              Un buen día, debió ser vísperas de la feria, la madre alborozada, así que  vio aparecer al viajante, le dijo: -¡Qué ya habla el niño, qué sabe llamarme!

              Lo cogió en brazos y le dijo: ¡Anda, anda!, dile a este señor cómo me llamo.

              Chelín, muy pancho, respondió: ¡Tía puta! Esa fue su primera hazaña. El niño prometía, con la edad no defraudó.

              En el pleno celebrado el pasado día seis, en ruegos y preguntas, las concejalas del PSOE, realizaron unas cuantas: Rosana criticó que el seguro de las fiestas de San Roque no cubrió el importe del traslado en ambulancia del chico de Revellinos, desde Valladolid a Madrid, donde reside su familia. Mientras que la póliza con Maphre, que los siete habían propuesto, si lo hubiera cubierto.

              Natalia, siempre la más justamente combativa, preguntó por qué no se había respondido al escrito por ella presentado en el mes de julio, en el que preguntaba,  cuánto iba a ser el gasto total de todas las fiestas, ( a día de hoy, hechos todos los gastos, siguen sin informar de tal extremo); quién iba a gestionar el desarrollo de los festejos, (a esto fue a lo único que contestó el regidor: que Diosdado Manrique. ¿Alguien lo vio por la plaza?) y más cosas que ya no recuerdo.

              También preguntó Rosana, dado que Laura sigue siendo la representante del Ayuntamiento en los Consejos de Dirección del Instituto, del Colegio, de la guardería, ¿por qué no se la convocó a la reunión de esta última?

              Ante la insistencia de los opositores al derecho que tienen a ser informados, incluso a tomar parte en las decisiones, se oyó hablar, por primera vez en dos años y medio, (“el niño ya habla”) al recién ascendido “teniente alcalde”: -¡Pues si no estáis de acuerdo, lo denunciáis!  

              Eso: aquí nosotros los putos amos, actitud típica de la derecha rancia, aunque sea un obrero: “lo denunciáis”. ¿No es más democrático, mejor el juego de las mayorías?

              “Lo denuncias”: ¿dónde, ante quién? ¿ante el organismo supramunicipal dominado por el PP?

               Por ejemplo:  en la consulta hecha por Laura y Chema a la Subdelegación del Gobierno sobre la decisión del Secretario de inadmitir la moción de censura, responden con contradicciones; que los ayuntamientos son autónomos, y a continuación que la Administración General del Estado, ellos, según el art. 63.1 a) de L.B.R.L están facultados para impugnar acuerdos de las corporaciones locales que no sean conformes a ley.

              Luego dicen: que al Secretario del Ayuntamiento le “corresponden las funciones de asesoramiento jurídico de la Corporación, y que por tanto es a éste a quien corresponde la interpretación del Art. 197 de la L.O.R.E, al caso concreto de la moción, sin que esta Subdelegación pueda entrar a valorar la misma, ni el acuerdo de inadmitir a trámite la moción de censura.

              Ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Se lavan las manos. No se meten a juzgar el caso. No se estudian la LORE. No ven que en esa ley se dice que “los alcaldes podrán ser sometidos a moción de censura”. Según la interpretación del Secretario, imposible.

              No leen en el punto primero de ese artículo, la obligación que tiene el Secretario de, nada más recibir el escrito de la moción,  extender diligencia y convocar al pleno. Ahí, en ese pleno, es donde el secretario habría de prestar el “asesoramiento jurídico a la Corporación”, y rechazar la moción si no se ajustaba a ley.

              Les transcribo el último párrafo del escrito de la Subdelegación contestando a Laura y "Jose".

              “No obstante lo anterior, el citado art. 63 de la Ley de Bases de Régimen Local, en su apartado b), legitima a los miembros de una corporación municipal que hubieran votado en contra de un acuerdo a acudir a la vía jurisdiccional contenciosa-administrativa para impugnar dicho acuerdo”-

      O sea: está diciendo, insistiendo en la celebración de pleno, cuando el Secretario, impidió el tal. Pero, ¿cómo iban a votar en contra del acuerdo si no hubo pleno?  Están reconociendo que el Secretario incurrió en una presunta ilegalidad, pero no se mojan y los remiten al Juzgado de lo Contencioso, cuando creemos no es ese el tribunal “ad hoc” para todas las tropelías de aquí.

              Lo denunciáis”: ¿cuál, la suspensión del pleno extraordinario del 14 de junio cuando lo tratado excedía del 10% del presupuesto?, ¿Que el alcalde haya  contratado, comprado, vendido, pagado por valor de más de 100.000 euros sin contar con nadie..?

              Y si en los próximos días, las tres chicas suben al Ayuntamiento a informarse de todo y no les dan la información, ¿lo denuncian?

              Y si no contestan  al escrito de la dueña de un solar en Berrabueyes, cuya cerca fue cortada y lo ha invadido el Ayuntamiento por la brava para hacer calle, sin trámite administrativo alguno, ¿lo denuncian?

              ¿Denuncia también el dueño de una parcela invadida por la ocupación del camino por las basuras  del vertedero sellado, que se le devuelva la propiedad invadida, unos quinientos metros cuadrados? ¿Denuncia que ni se le haya contestado al escrito presentado hace casi dos años, pidiendo esa reposición o toma por su cuenta lo que es suyo, aunque quede cortado el camino?

              ¡Pues hombre!: no sé qué se podrá hacer si siguen en esta texitura. “Chelín” no tenía razón, pero a lo mejor el exmudito de ahora sí que la tiene, pues los casos son de “Juzgado de Guardía”.
             
             
             
             

              

domingo, 10 de septiembre de 2017

NUEVA OFERTA DE PIMIENTOS..


   Son rojos, Lamuyo,  de buen tamaño, muy carnosos y ricos. También tenemos italianos.

   Servimos a domicilio. CINCO KILOS, CUATRO EUROS.

   A partir de DIEZ KILOS a SESENTA CÉNTIMOS KILO.

   Quien tenga el gusto de ir a cortarlos a la huerta, en nuestra presencia, se los cobraremos a CUARENTA CÉNTIMOS KILO.

   Para todo han de llamar al teléfono 616 499 148, por las mañanas. 

   
     Al por menor les recomiendo las tiendas de Toño y de Clemen.

     Es el momento de asar pimientos y embotar para todo el año. Pueden ahorrarse el viaje a la feria del pimiento en Benavente, pues ni mejores ni más baratos los van a encontrar.

EN LA DESPEDIDA DE DON TOMÁS OSORIO BURÓN.


     MIS RECUERDOS DE DON TOMÁS (II)

    Casi veinte años pasaron desde aquella asamblea popular en el Colegio hasta que el 26 de agosto de  1996 se consagró la nueva iglesia de San Nicolás, con las tierras sin vender.

   Un gran obstáculo impidió su venta: que alguno de los renteros se negaron a dejarlas, y no hubo voluntad de enfrentarse a los mismos, con la ley en la mano, pues el desahucio era muy fácil.

   Unos años antes, en los tiempos de don Policarpo, éste vendió a HISA, (Hortofrutícola Industrial S.A.) , la fábrica de "los espárragos", unos ocho o diez hectáreas, lindando con la carretera de Zamora a continuación de "La Comendadora". Aquella empresa nació muerta. No llegó a envasar ni un espárrago. A la Parroquia le hizo un pago inicial, que don Poli invirtió en acciones. Creo ahí siguen, valiendo cuatro perras, el resto, quedó sin cobrar.

   Las tierras que había en Tapioles las compró el arrendatario, Gregorio Díez, se portó bien, a precio de mercado. Con ese dinero se construyó la "Casa Parroquial".

   Esas tierras conocidas como de "Las Memorias", las llevaban  en renta, por cuatro perras, agricultores que tuvieran algún cura en su familia. Por ello quien más eran los hermanos, luego las sobrinas, de don Cayo.

   Me encargaron a mí de hablar con éstas. No pusieron obstáculos a su dejación. Nada más que les perdonaran la última renta. Aquello era antes de la PAC, y, mandándolo hacer, las tierras no les daban un duro.

   Dejada la de "los espárragos" unos años antes, todavía traían unas veinte hectáreas; doce en el "Teso del Palo", la mitad de la parcela,  y ocho en "Rodacestos".

    Pues bien: enseguida encontré un comprador para las veinticuatro hectáreas del Teso del Palo. Quedaron ajustadas, de palabra a 600.000 pts./Ha del año 1985, un domingo de junio por la mañana en que se preparó una fuerte tormenta.

    La otra arrendataria, que había dicho que las dejaba cuando estuvieran vendidas, se volvió atráss y no las dejó. El comprador se volvió atrás.

    Entretanto, las de los dejadas de los Ivos, sobrinas de don Cayo, mientras se vendían o no empezaron a cultivarlas los parientes de otro cura de un pueblo de al lado. Con las ocho hectáreas de Rodacestos, aún siguen.

   Al final, unos años después de construida la iglesia, esas veintitantas hectáreas del Teso del Palo, se vendieron, creo que a seis mil euros la hectárea, que no estuvo mal, pero se pudo haber sacado más, para la instalación del "huerto solar". Ya entonces la cedió la arrendataria, después de llevar no sé cuántos años sin pagar la renta, y quedándose con los "derechos" de la PAC.

   La Iglesia de San Nicolás se construyó, sobre todo, con los dineros que aportó el Obispado. Creo recordar que unos cincuenta y seis millones de pesetas de entonces. Las aportaciones de los parroquianos cubrieron una pequeña cantidad. Todo eso lo explica muy bien don Tomás en las cuentas que venía presentando cada año..

   Aún a la parroquia le quedan veinticuatro hectáreas, de las cuales, ocho, cultiva, desde hace unos pocos años, mi hijo Álvaro, (seiscientos euros nos pidió el antiguo arrendador, él pagaba mucho menos, y se quedaba con la ganancia. Ante eso nos negamos, y no le quedó otro remedio que dejarlas a la parroquia. Una vez en su poder, la Junta Parroquial quiso que pagáramos 1.400 euros. Lo arreglé en el Obispado acordando pagar de renta MIL EUROS ANUALES, que ya está bien.. No sé si por las otras dieciséis  hectáreas restantes pagarán algo. Insistí en que me ensañaran la factura para pagar nosotros lo mismo, y no lo conseguí. Si acaso muy poco. Pues, aún así, los afines al "Honorable Pujolito local! (digo lo de "honorable" por ambos son muy amigos de apelar a su "honor". "Dime de lo que presumes...), siendo los únicos que en toda la historia de las tierras de la iglesia pagamos una renta, incluso alta, nos calumnian con lo contrario.

   ¡Bueno!: perdonen la digresión de al hablar de don Tomás, un cura tan espiritual, saque a colación estos asuntos tan materiales.

    Lo que pasa es que lo espiritual y lo material están sumamente unidos. La construcción de San Nicolas, por ej.,  ¿es un asunto material o espiritual?

    El legado tangible del paso de don Tomás por Villalpando ha sido inmenso, quedará para la historia. Seguiremos (s.D.q) analizándolo.

     

sábado, 9 de septiembre de 2017

PAQUITA Y SUS AMORES.



 
       Muy oportunamente Victor Zapatero Gallego recogió en "Feisbuk" (estoy deseando castellanizar el anglicismo), un reportaje aparecido en La Opinión, sobre una obra de teatro en verso, escrita por un médico, entonces en Villalpando, aunque natural de Muriel de Zapardiel, Mariano González, el año 1896.

      Parece ser que este médico acabó en Zamora. Allí un nieto suyo, en la antigua casona familiar, ha encontrado el manuscrito de la tal obra y el nombre de los actores aficionados que la representaron en un "teatro" de Villalpando.

     Como ya en "Feisbuk" hemos hablado de los protagonistas que recordamos, (sobre todo de don José Labrador Luna y su familia) o de los que tenemos noticia,, a propósito de la sugerencia de Victor Zapatero de si el teatro donde pudo representarse fue en el cine recién derribado, voy a escribir sobre esto de cine y teatro en la villa.

     Amigo Victor: el cine que todos conocimos, y donde también se representaban comedias, fue construido sobre el año 1942-43. La obra teatral en cuestión fue representada en 1896.

    El primer local destinado a teatro fue la antigua iglesia de Santa María del Templo. Ésta fue Parroquia, como todas, hasta el año de 1898. Retiradas las imágenes y los retablos  (les remito al libro "Parroquias, Archivos y Cofradías de Villalpando") los jóvenes de la Congregación de los Luises, representaron en ella comedias, pero sin realizar obra alguna.

    En el año 1926 fue adquirida por los entonces jóvenes hermanos Manteca. Uno de ellos el marido de Pepa "la Churrera", que no tuvieron hijos; el otro padre de Teresa y Pepita, esposas de Félix y Jacinto Féliz, en compañía con Eulogio Alonso Redondo "Cabrito", abuelo materno de mi esposa Sara, y hermano de mi abuelo Eustaquio Alonso.

     Estos empresarios fueron quienes convirtieron la iglesia en el teatro, cine mudo y baile de nuestra juventud. Mucho antes de ser "El Abeto Rojo".

    Construyeron un gran escenario con toda la tramoya necesaria: decorados, telón, plató..detrás de donde está el actual arco; taparon, con pared de adobes,. el gran arco de la izquierda;  en las paredes laterales y del fondo gradas, apoyadas en postes de madera. En el piso de tarima, el patio de butacas, que se ponían y quitaban según hubiera baile o teatro.

    No sé si a poco de la compra y reforma, instalaron el primer cinematógrafo (mudo, por supuesto, que hubo en el pueblo). Tengo noticias familiares directas de que el operador de aquel cine era un muchacho que se llamaba Gil-Agapito Modroño Chimeno, eso ya en los años treinta, hasta que lo llevaron y mataron en la guerra. Había nacido, en la Argentina, adonde habían emigrados unos años mis abuelos, el año 1911. Se iba a casar con Carmen Vega, tía de los actuales Burgos Vega, preciosa e inteligente muchacha que ya no se quiso casar con otro.

    Antes de instalar la máquina del cine, con su cabina, proyector, pantalla, etc., los Manteca-Cabrito, el padre de Dionisio Boyano Núñez, señor que estuvo casado con Angelines Boyano "la Tinaja", una señora que sigue guapa y no falla por la Purísima, Semana Santa y San Roque, en su casa de la calle Miraflores, junto a la de Rubén-Patricia, el padre digo de Dionisio, a quien llamaban "Tolete", daba cine en la panera de Calderón, sobre una sábana colgada en la pared y la linterna de los hermanos Lumiers. Dionisio, quien era niño hacía aquel 1925, me explicaba lo rudimentario de aquel procedimiento, con un carburo, una especie de lupa y la cinta que giraba a mano sobre un carrete.

   El cine sonoro, ya de verdad, en el edificio construido al efecto por la empresa Concejo, Cañibano y Mazo, ya les digo: 1943.

   Trasladémonos a finales del siglo XIX. a  aquel poblachón de tapial y adobe. en el que predominaban las casuchas y las necesidades. Pasaba de los tres mil habitantes, alto índice de natalidad, predominante la población joven. Se era viejo a los sesenta años. Muy pocos llegaban a los ochenta. Altísimo índice de analfabetismo. Las diversiones, como ya denunciara Jovellanos, muy escasas. Qué se cantaba, bailaba al son de gaita y tamboril, qué, incluso había alegría, sobre todo quien y cuando se tenía la barriga llena, aunque fuera de pan, garbanzos y algo de tocino, o sebo, ¡no cabe duda.

    A las gentes actuales les cuesta trabajo imaginarse cómo sería la vida sin agua, electrodomésticos, ni siquiera luz; sin radio, cine, televisión y la enorme cantidad de medios audiovisuiales..actuales. Para la mayoría ni siquiera existía la diversión de leer, porque ni sabían ni podían disponer de libros. Lo más "divertido" era escuchar a los organistas en las iglesias, aunque tuvieran que aguantar los terroríficvos sermones de los curas.

   ¡Bien!: una magnífica solución, además de las orquestas, ya hemos dado cuenta de alguna por aquellos tiempos, era el organizar comedias., como la del caso que nos ocupa.

    !Claro!: los organizadores pertenecían a la clase alta del pueblo. Eran los que sabían leer, tenían tiempo y sitio para los ensayos, y vestuario. Lo hacían por divertir, divertirse y por caridad, solventando las dificultades, como la de carecer de local al efecto para las representaciones.

   Tengo noticias de mi abuela de que las comedias se echaban en las paneras, sobre todo en la de Calderón, que era la mayor.

    No me resulta difícil imaginar, toquillas, panas, remiendos,  taburetes, rostros llenos del tostao y las arrugas en la dura brega de los labrantios en cuerpos enjutos de escasos cocidos, mucha hoz,      mancera y gavillas, divirtiéndose, a la luz de los quinqués y carburos con los "Amores de Paquita" en la panera del señor don Pedro Calderón.

   

miércoles, 6 de septiembre de 2017

ESTA TARDE HAY PLENO. A LAS SIETE.


   Para tratar en él, el Grupo Municipal  Socialista ha presentado la PROPUESTA DE MOCIÓN de creación de una COMISIÓN INFORMATIVA en la licitación y adjudicación de CONTRATOS MENORES (son los que no exceden de 50.000 euros)  DE OBRAS, SUMINISTROS Y SERVICIOS, para que se atengan a los principios de PUBLICIDAD Y TRANSPARENCIA.

   La Presidencia de esta COMISIÓN, residirá en un partido de la oposición, previo consenso en pleno.

   Esta medida, elogiable, se encuadra en la nueva estrategia de la oposición: limitar, en todo lo posible, las decisiones unipersonales de la alcaldía. La van a votar a favor todos los concejales de la oposición.

                                       -----------------------------------------------

     Otro de los puntos que van a tratar en el orden del día es el de "TOMAR MEDIDAS PARA FRENAR LA DESPOBLACIÓN".

     No sé qué se les habrá ocurrido. Servidor va a insistir en el tema urbanístico, que es una de las madres del cordero.

      Hace unos cuantos años, el mecenas de Valdescorriel, Tomás Casado, montó una industria para revitalizar su pueblo, Valdescorriel, que, como todos los de "Tierra de Campos", estaba, se está, muriendo. Lo cual conlleva que las casas se caigan y no valgan un duro.

     ¡Amigo!: en cuanto llegaron dos obreros intentando alquilar o comprar, los paisanos se pensaron que aquello iba a ser El Dorado, y empezaron a pedir burradas. Consecuencia: que nadie se asentó en el pueblo. Ahí están los tapiales arroñándose.

     También en Villalpando, la especulación injustificada ha evitado, está evitando el asentamiento de alguna familia.

     A estas alturas del XXI, ya nadie, como en el XIX y XX, se plantea el derecho humano a la propiedad privada, al libre mercado y a la economía liberal. Ahora bien: el "sacrosanto" derecho de la propiedad privada, debe estar, de alguna forma, supeditado a que cumpla una función social.

     Vamos al consonante: en Villalpando existen, unas puestas a la venta y otras, todavía no, puede que un veinte o treinta por ciento de las viviendas habitadas, bien todo el año o unos meses o días. Estas, intocables. Ya bastante pagan de IBI, luz, agua, basura, alcantarillado, las de temporada usando muy poco estos servicios.

    El encontrar vivienda a su alcance, es el primer paso para conseguir el asentamiento de inmigrantes, nacionales o extranjeros. Y que estén cerradas casas habitables, años y años, mientras los dueños piden lo que nunca les van a dar, es un despropósito.

   ¡Vamos a ver hombre! Me atrevo a poner ejemplos concretos. ¿Quién iba a dar, hace diez o doce años, cuarenta millones de pesetas por la casa de "Las Bachicas" en el  reguero, esquina achaflanada a las cercas de Santiago, por más "jardín" que tuviera..? ¡Va sí": ni que esto fuera Benidorm.

    El primer cartel de "Se Vende" ya se ha descolorido. Han puesto otro más fosforescente. Ahora parece ser que piden veinte.

    Entonces, por el 2006, cuando el boom, y todavía habitable, la pudieron haber vendido en diez millones, por ej.,. Ahora, cuanto más tiempo pase, más se deteriora, más se devalúa. A ello que sumen lo que vienen pagando de impuestos y tasas.

    Repito la propuesta hecha en más ocasiones: el Ayuntamiento debería elaborar un censo de viviendas deshabitadas todo el año e imponerles un fuerte recargo en el IBI, como estimulo para que los dueños dejaran de pedir bobadas, para  que adaptaran su demanda a la ley de la oferta y la idem. Además les harían un favor con incentivarles para que vendieran. Menos que iban a perder.

    Cada año se desocupan unas cuantas viviendas, casas o pisos, para las que no existen herederos que las vayan a habitar. Podría poner un montón de ejemplos. Uno que tengo bien próximo: la hermosa casa de don Primitivo que, cerrada, se empezará a deteriorar.

    Cuando veo por el pueblo los "Se Vende" o miro ofertas en Internet, me da risa. ¿Quién va pagar en Villalpando 290.000 euros por viviendas por mucho chalet que sean?

    De los pueblos próximos ya han venido todos los que podían venir. Inmigrantes permanentes y de temporada. igual. El saldo demográfico en el pueblo, en la comarca ex extremadamente negativo. Cada vez sobran más casas. ¿Quién las va a ocupar?

    Pues haciendo asequible, muy asequible, su precio en renta o en venta, gente que venga de fuera. ¿En qué van a trabajar? ¿De qué pueden vivir? Para asentar a cierta población existen soluciones de sentido común, que expondrá, s.D.q., en próximo capítulo.

NOTA: Quiero compartir con los amigos el blog, la alegría de haber pasado el susto que anteayer nos dio Vidal de la Puente (Vidalico, para mi esposa y para mí. El amigo más fiel y querido). Ya está en Zamora, en planta, fuera de peligro, sin secuelas. Acabo de hablar con él.

   

     

lunes, 4 de septiembre de 2017

EL DEDO EN LA LLAGA.



                       ¿RESIDENCIA DE ANCIANOS? NO. Yo me quedo en mi casa.

                Ese es el título del folleto en el que una empresa de Zamora ofrece sus servicios para cuidar a los mayores en su casa.

                En mi trabajo “Nueva Savia” premiado en primer lugar por el “Círculo de Zamora” sobre proyectos e ideas para revitalizar la provincia, hará al menos doce años, ya proponía, como nicho de empleo, le llegada de inmigrantes para este trabajo. Y, en efecto, no son pocos los mayores cuidados por éstos.

                Lo de que nos metan en una residencia, es un crimen. Loo decía el autor de mi relato “Ya de vez”: -“Todavía que metan a los solterones, pero a Plácida, la del cubano, que crió una rabizada de hijos…”

                Miren los datos objetivos, de estudios científicos, que evidencian los beneficios de envejecer en el hogar:

a).- Respeta la preferencia del mayor de permanecer en su hogar, un entorno conocido y beneficioso para él.

b).- Mantiene su libertad y fomenta su autonomía personal.

c).- Le resulta, incluso, más económico.

e).- Aumenta sus años y su calidad de vida.

                Se acuesta, se levanta, come, sale, entra, lee o ve la tele, habla por teléfono, todo cuando le da la gana; sin depender de la rigidez del horario, y más cuando es tan antinatural como el de esta residencia.

                La residencia supone un desarraigo del mayor hacia un entorno hostil y desconocido. Pierde por completo su libertad y se convierte en un “residente más”.

                Conozco casos de personas que se han muerto de pena en las residencias. Me contaba un amigo de Quintanilla, a cuya madre,  que había criado siete hijos, cuando ya no se valía,  la llevaron a una residencia de Zamora. A los pocos días fue a verla. Estaba desehecha en llanto. No espero a más. Se la trajo a casa. Contrataron a una cuidadora y saboreó en su hogar, en su pueblo, sus últimos días.

Cierto que, en su afán de agarrarse a la vida, la mayoría se adapta, pero no sin tristeza. ¡Bueno!: los que tienen, más o menos, perdidas sus facultades, los que vegetan, a esos ya casi les da igual.

Y ya, yendo al consonante de la residencia de aquí.

Ayer coincidí en “El Toreo”, con un residente. Me contó de la difícil convivencia con el compañero de habitación. Toda la vida durmiendo solo, y al final aguantar ronquidos, olores, toses, que da o apaga la luz, que deja sucia la taza del wáter, etc.
.
-Pues que te den una habitación para ti solo.

-¡Claro!: y me cuesta otros ciento cincuenta euros más al mes, Mil trescientos cincuenta. Si gano seiscientos de la pensión, estoy sacando de la hucha otros tantos cada mes, cómo voy a pagar más, si ya casi llega al hondón. No tengo ni un cacho tierra que vender. Solo la casa. Pues cuando se me acabe, me tendré que echar panza arriba, que cojan la casa si quieren…

Aunque la elevada cuota que se paga en esta residencia es una queja general, harto de ser siempre el mismo quien dé la cara, me había callado. Pero la queja de este hombre me llegó al alma. Por si fuera poco me entero del intento de ampliación. ¡Cómo no!, si es un negocio boyante, cuando resulta que es una “Fundación Benéfico Asistencial sin fines de lucro”.

Ahí tienen corte los siete, o seis, concejales de la oposición. A ver cómo está, quien compone ahora  el Patronato: qué patrono ocupa ahora el lugar de un médico de la localidad; quién el abogado, quién el cura, quién el “hombre bueno”. El primero, el único bueno bueno, fue mi tío Pablo; después, durante muchos años Quico, ahora ya no sé si es Livi.

Alguien con tiempo, honradez y competencia, debería meter mano en esas cuentas. Saber si las  Hermanas de la Caridad, están ahí por la ídem. Saber quién decide los puestos de trabajo. Siendo, como es, un organismo semipúblico, que recibe fondos públicos (aunque sea simplemente la utilización de un edificio de propiedad municipal, lo primero construido, cedido gratuitamente a la Fundación), debería salir los puestos de trabajo a la oferta pública de empleo.

Pues eso.



               

                r

sábado, 2 de septiembre de 2017

COPIADO DE LA OPINION EL CORREO DE ZAMORA DE HOY.



El PSOE de Villalpando retira la moción de censura por indicación del partido

Los concejales socialistas anuncian que seguirán "luchando por el bien de todos los vecinos" y responsabilizan al alcalde de la crisis municipal.

    
   Cuando esta mañana, nada más leer la noticia, colgué el comentario, carecía de información buena y directa. Fue un poco precipitado y emití juicios severos. De ahí que lo haya borrado.
   
     Ahora ocurre que, al regreso de las vacaciones, se han enterado del "caso Villalpando" los de la Ejecutiva Regional del PSOE, los de Valladolid, y han contactado con éstas, les han ofrecido apoyo, y han decidido cambiar de estrategia. Lo cuenta Natalia en una red social: emprender otro tipo de acciones para acabar con la presunta corrupción.

    De momento no puedo ni debo dar más explicaciones, salvo un consejo a los del PP: cuanto antes dejen de intentar tapar la suciedad, mejor para el partido. Que no cometan el error de tirar lo joven y limpio (los tres concejales críticos) y quedarse con lo viejo y  sucio. Si no saben en qué consiste, dónde está la suciedad, cuando tengan el honor de recibirme, se la puedo mostrar. 

      

jueves, 31 de agosto de 2017

EN LA DESPEDIDA DE DON TOMÁS.


                                        MIS RECUERDOS DE DON TOMÁS OSORIO BURÓN.

                Puede que fuera por la Novena de la Purísima, en el atrio del viejo San Nicolás, del año 1977 cuando saludé al cura recién llegado. Tenía muy buena pinta. Era de Fuentes de Ropel. Allí vivían sus padres y parte de sus hermanos. Enseguida simpatizamos. Esta Parroquia estaba dejada de la mano de Dios. Le esperaba una inmensa tarea.

                Se puso de inmediato manos a la obra, tanto en lo pastoral como en lo material. Según le habían dicho, en este pueblo no había más que ruinas, sobre todo en las iglesias; tierras de las que unos pocos se aprovechaban, archivos con valiosísimos documentos amontonados en el viejo obrador de Felipe “el Rufo”, lleno de goteras, medio en ruinas, y una actividad parroquial muy languideciente en lo espiritual.

                Relatar toda la actividad llevada a cabo por don Tomás necesitaría un libro: enseguida organizó la Comunidad Neocatecumenal, el Grupo de Matrimonios Cristianos, la Catequesis; los Cursillos Prematrimoniales, los de Confirmación; excursiones, campamentos.., yo qué sé. Para los asuntos económicos se apoyó en una Junta Parroquial, a la que pertenecí, y cuya actuación no fue siempre ejemplar. No me refiero a tipo alguno de aprovechamiento personal de don Tomás, quien en esto, en lo de los dineros, ha sido, es de una gran ejemplaridad. La sencillez y el desapego de las riquezas son, han sido sus normas de vida.

                De las diez iglesias (vendida unos pocos años antes la de San Miguel y otros más atrás la de Santiago) a él, todavía le llegaron dos en mal estado, San Pedro y San Nicolás. Por su parte las Clarisas se habían ocupado de restaurar la suya, y la de las “Hermanas” estaba en hibernación.

                Recuerdo que esa fue nuestra primera conversación: el estado de San Nicolás.

                Don Modesto había conseguido en aquellos años de pos guerra y de miseria, el casi milagro de mantener abiertas y en pie, San Miguel, San Pedro y San Nicolás, aunque para ello hubiera de vender algunas columnas o santicos. En el traslado del artesonado de Santiago a León no tuvo culpa alguna. Si es que, además, la iglesia se caía; que no había teja bajo la que guardar tanto arte de diez iglesias y tropecientas capillas y ermitas.

                En los sesenta había restaurado don Modesto toda la cubierta de San Nicolás: le plantaron encima encofrado de hormigón y teja. Para evitar la apertura de los muros, pusieron tirantes atornillados.

                San Nicolás no se hubiera caído, aunque necesitara una reparación interior en profundidad, pero no era iglesia que, salvo el atrio, y el escaso ábside plano mudéjar, poseyera arte. Además, llena de naves y recovecos (aunque uno la recuerde con cariño, el último funeral celebrado en ella fue el de nuestro padre, 11 nov. 1978)) carecía de funcionalidad. Su pobre fábrica, tapial en su mayoría, desaconsejaba también su mantenimiento.

                Convoca don Tomás una asamblea en el comedor del Colegio de EGB. Una propuesta a debatir: “vender las tierras para con su dinero construir la nueva iglesia”. La propuesta es aceptada.

 (continuará) 
                 
                 

                

viernes, 25 de agosto de 2017

EL EJEMPLO CÍVICO DE LOS SIETE MAGNÍFICOS DE VILLALPANDO


   
        Dice el Alcalde de Villalpando en sus vergonzosas declaraciones de ayer en la "Hoja Parroquial del PP" (en lo sucesivo así llamaré a La Opinión), que el "transfugismo era una de las mayores lacras de nuestra democracia, a la que puso fin la Ley 2/2011". 

       Luego tiene el cinismo (¡claro!: cómo él no lo escribe, qué sabe lo que dice) de transcribir una definición de "Transfuga", aplicada, no sé si a los tres "suyos" o a los siete que, en este caso, no pega ni con cola. La copio.

       "Transfuga es la persona que por causas "inconfesables, inmorales o ilícitas" abandona la disciplina  del partido, y de manera desleal con sus compañeros, se cambia de bando político, consiguiendo, unas veces la gobernabilidad de la ciudad, y otras derrocar al alcalde en moción de censura".

      Lo primero: ¿en qué quedamos? ¿Es esa Ley 2/2011 o es la 5/1985, Art. 197 a la que se acoge el Secretario en su escrito de rechazo a la moción? Éste qué sabe. Si es que se están metiendo en un jardín...


     Para empezar: AQUÍ NO HAY TRANSFUGISMO (por lo tanto imposible aplicar esa Ley anti). Nadie se ha cambiado de partido político. Los del PP se han cansado de hablar con los de Zamora para ver si el partido arreglaba la situación. Y los del PSOE actúan en conciencia, por encima de "la disciplina de partido". Tanto unos como otros son un ejemplo cívico de ciudadanos honrados y libres, de no profesionales de la política, muy preocupados por la calamitosa situación del pueblo. No le van a dar la alcaldía a otro partido. Si bien es cierto que tanto UNOS como OTROS (lo escribo con mayúsculas, porque éstos, jóvenes, no son los "hunos y los "otros", que dijera Unámuno)  priorizan sobre las siglas el bien del pueblo. Que no es cuestión de quitar la alcaldía al PP para dársela al PSOE.

    La definición de "transfuga" es en singular. Es cuando un tipo se cambia de bando para que le hagan alcalde o para sacar tajada, y en una ciudad. ¿Pero cómo se atreve a llamar transfugas y a aplicar esos calificativos a Laura, Chema y Luis Antonio?

   Aquí las únicas causas, presuntamente, "inconfesables, inmorales e ilícitas" son las de un señor que se aferra al cargo, en contra del deseo de siete de los ocho concejales, en contra del sentir de un pueblo que  se lo ha demostrado de todos los modos descritos anteriormente.

    Lo "inconfesable" no sé qué será para armar las que está armando. Yo qué sé, digo cuando me preguntan. ¿El sueldo acaso? ... ¡Si ustedes supieran en esos puntos suspensivos cuánto podría escribir..!

    "Inmorales": ¡hombre! lo de usar el cargo y los dineros públicos para, como venganza, causar un perjuicio económico tan grande a su familia; reprobarme, calumniarme,  injuriarme en la prensa; justificar denuncias que fueron archivadas; consentir una presunta falsificación de pruebas, dejar que el asesor fisgara todos los expedientes de las obras de mi familia para ver por donde podía pillarnos y ponernos denuncia, me parece que ello si puede encuadrarse en lo de inmoralidad. Ese es el honor de que presume. 

    Lo "ilícito", de momento presuntamente, es aplicar un art., el 197, de una ley de 1.985, cuando ha sido modificado por tres leyes posteriores; aunque luego ya cuando lo vieron en el recurso presentado anteayer en el ayuntamiento, salga  diciendo en el periódico que es la Ley 2/2011. Aparte de no tener en cuenta la Ley 8/1999, que modifica totalmente el Art. 197, (Ley 8/1985).

    No les aburro con disquisiciones jurídicas. Para eso existen organismos supramunicipales, conocedores de la situación que son quienes  van a dirimir. La pelota, todavía, está en el tejado.